Las plataformas G7 EZ ! y Alternatives G7, denunciamos la agresión violenta que tuvo lugar el pasado 22 de agosto, jueves, en el contexto de una manifestación realizada en Hendaia al margen de la contra-cumbre del G7.

A pesar de que la protesta se organizó en un ambiente festivo, un grupo de individuos atacó violentamente a un padre de familia que se encontraba grabando la citada movilización. Aunque se trate de una manifestación que no estaba prevista por las dos plataformas organizadoras de la contra-cumbre, al parecer los responsables de la agresión están instalados en el campamento puesto a disposición de los militantes por parte de las plataformas vasca y francesa.

Como explicita claramente nuestro « consenso de acción », ningún tipo de violencia verbal o física será aceptada en los espacios habilitados para desarrollar la contra-cumbre.

Así pues, hacemos un llamado a los agresores para que asuman su responsabilidad en los hechos y abandonen el campamento, un espacio que de ninguna manera puede tolerar expresiones violentas de ningún tipo.