Rueda de prensa del 18 de julio en Bilbo:

Aprovechando que queda un mes escaso para la cumbre del G7, queremos informar sobre la dinámica de adhesiones llevada a cabo este último mes desde la plataforma “G7ez! Euskal Herritik beste mundu bat sortzen”.

Ante la amenaza de las 7 potencias que componen el G7 y la situación de catástrofe que están ocasionando, queremos reivindicar y contraponer la potencialidad de las trabajadoras y de Euskal Herria en su conjunto. Nos reafirmamos en que la única solución posible es construir un modelo alternativo en colectivo y que ponga la vida en el centro. Es por ello que hemos recogido adhesiones de espectros y sectores muy variados de la sociedad vasca; algunas están hoy en esta comparecencia pública y otras, sin embargo, no han podido acudir. De todas formas, estamos seguras de que cada vez seremos más.

El manifiesto:

NO AL G7! JUNTAS,
CONSTRUYENDO UN NUEVO MUNDO.

El G7 lo conformaron en la época de la guerra fría siete paises (EEUU, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Italia, Japón y Canadá) con mucho poder económico, político y militar. El 24, 25 y 26 de agosto se celebrará la siguiente cumbre del G7 en Biarritz. Esta cumbre se celebrará en mitad de una crisis sistémica y permanente del capitalismo, pero también en mitad de un constante intento de reproducción del mismo y en el contexto de una disputa geoestrátegica entre las élites capitalistas.

Las decisiones que se tomarán, afectarán a miles de personas y a muchos pueblos, por lo que no deberían decidir en nombre de nadie. ¿Quien es el G7 para tomar decisiones que nos perjudicarán sin tener en cuenta a los representantes democráticos de millones de personas? No tienen ninguna legitimidad democrática para tomar decisiones que afectarán a todo el planeta.

Por todo esto, debemos denunciar el caracter antidemocrático del G7, puesto que esta Cumbre representa y materializa la privatización de la democracia. La privatización de la democracia tiene consecuencias directas en el deteriodo del Estado de Bienestar, en la crisis de cuidados, en la destrucción de los derechos sociales, en el mayor expolio que se le ha hecho al sector público para “rescatar” a la banca o en el feroz explotación de los recursos naturales. Estos y otros miles de ejemplos son los que acentuan la creciente desigualdad y fisura social.

Dirán que el G7 se reunirá en una población turística, que vendrán a poner en valor y alabar al pueblo de Biarritz. Nosotras, en cambio, acentuaremos que Miarritz es un pueblo que mira al futuro con una mirada e historia singulares.

Por todo esto, los agentes que firmamos este manifiesto, reivindicamos lo siguiente:

  1. Denunciamos el sistema capitalista que representa esta Cumbre. Esta denuncia, la queremos hacer desde Euskal Herria, junto con los agentes y personas que vendrán de fuera de nuestro pueblo, a través exclusivamente de acciones no violentas. Denunciamos el caracter antidemocrático del G7 y las consecuencias que pueda tener en nuestras vidas, para abrir una fisura en el sistema capitalista.
  2. Reivindicamos que tenemos alternativas para construir un nuevo mundo, transformar el actual. Ante los que nos quieren hacer creer que no hay alternativas al mundo distópico que nos ofrecen, divulgaremos ilusión y esperanza de que un nuevo mundo es posible. En Euskal Herria están en marcha distintas reflexiones, iniciativas y proyectos que demuestran que es posible otro dirección que no sea capitalismo. En ese sentido, las iniciativas que fomentaremos en agosto, serán un escaparate en esa dirección.
  3. La Cumbre del G7 se celebrará en un pueblo con caracter e historia singular, en un pueblo llamado Euskal Herria. Un pueblo que quiere tejer alianzas y rehalizar un trabajo en común con otros pueblos del mundo y con todas aquellas personas que luchen en esa dirección.

Así mismo, nos adherimos a las JORNADAS que la plataforma G7 EZ! Beste mundu bat sortzen celebrará los días 21, 22 y 23 de agosto y a la gran MANIFESTACIÓN del día 24 entre Irun-Hendaia, así como a al espacio arcoiris. Para finalizar, hacemos un llamamiento a la ciudadanía en general, a participar en dichas actividades.

La comparecencia pública de hoy es la foto de la mayoría social que le dice no al G7 y si a un mundo y modelo nuevo. Somos la mayoría sindical vasca que reivindicamos un marco vasco de relaciones laboral y protección social. Somos las redes cooperativas que abogan por la economía social transformadora y solidaria. Somos el movimiento feminista que lucha todos los días por un sistema donde los cuidados estén el centro y todos los trabajos sean reconocidos. Somos el movimiento ecologista que defiende un modelo sostenible frente a los que nos siguen condenando a un estado de emergencia climática. Somos las que defienden que el territorio tiene que estar organizado según las necesidades de la población y apostamos por la democratización del urbanismo. Somos las que defienden la soberanía como único modo de caminar hacia la justicia social. Somos las que luchan por todos los derechos para todas las personas, por la universalidad de los servicios públicos y por construir procesos emancipatorios colectivos. Somos las que defendemos los derechos de todas las personas que viven en Euskal Herria, independientemente de donde hayan nacido y queremos seguir construyendo de manera conjunta un modelo de sociedad justo e igualitario. Porque estamos en contra de las guerras imperialistas y porque acogemos a las personas migrantes y refugiadas…

Herrialde por herrialde, sector por sector, en los centro de trabajo, en los centro de estudio, en las calles, en casa… nos hemos juntado hoy aquí porque estamos a favor de otro mudo y porque lo estamos construyendo todos los días, cada una desde su ámbito. Por eso, participaremos en la contracumbre que se va a llevar a cabo entre los días 19 y 25 de agosto entre Irun y Hendaia y asimismo, queremos hacer un llamamiento a toda la sociedad vasca a que acuda en masa.

atxikimenduak